lunes, 9 de noviembre de 2015

El señor "súper sofoco" y la señora "frío polar"


Queridos sofocos menopausicos....¿cuándo me dejaréis en paz? 

Y es que lo pasó realmente mal, sobre todo cuando me viene el calor infernal mientras estoy en alguna tienda y justo me pongo a preguntarle algo a la dependienta...me sube una sensación que empieza por un leve mareo, seguido de un calor desde el estomago que va precipitándose hasta la cabeza cual lava de volcán y me deja por segundos sin respiración ....qué vergüenza!!! 
Me pongo como un tomate maduro :{  y aunque esto pueda parecer una tontería, es algo que llevo muy mal. 

He probado a hacer más ejercicio, beber más agua, he tomado unas gotas homeopáticas para mejorar la circulación, pero parece que nadie puede con el señor "súper sofoco". 

En septiembre hizo un año de mi ooforectomia y vamos, yo imaginaba que para estas fechas ya habrían mejorado algo, pero que va, parece que se hace más y más fuerte a medida que pasa el tiempo. Además el señor ahora se ha aliado también con la señora  "frío polar" y no sé yo que cuál de los dos es peor....

Cuando hace acto de presencia la distinguida señora no hay manta en el mundo entero que pueda con ella....ni manta ni taza de té calentita, ni calefacción tipo sauna, ni polar extra grueso, ni "na de na". 

La muy cansina sólo se larga cuando el señor "súper sofoco" asoma la cabezota. 

Ahora entiendo a la perfección a esas mujeres que de repente se despojan de todo abrigo para empezar a darle al abanico de forma compulsiva. Ahora yo soy una de ellas....¡tengo el termostato "escacharrao"!




A veces los que me oyen quejarme de mis fríos y calores me dicen que eso es una "tontería" comparado con todo lo que he tenido que pasar. Les doy la razón. Me quejo por quejar y ojalá siga quejándome de esta y de muchas tonterías más durante mucho, muchísimo tiempo :-)




 






sábado, 19 de septiembre de 2015

La vida que quiero hoy...

Es exactamente la que tengo. 
No puedo estar más feliz :-) 
Me ha costado mucho el aceptar que tengo una enfermedad crónica, pero en el momento que lo he hecho, he encontrado la paz.

Recuerdo cuando me dijeron que tenía cáncer de mama y que además era incurable, que se podía controlar pero que no iría a mejor. Yo no lo acepté.

Busqué información y me puse en manos de un homeópata para reforzar mi sistema inmunológico. 
Cambié de alimentación siguiendo las pautas  marcadas por la doctora Odile en su libro "Mis recetas anti cáncer "  y encontré un oncólogo en el que confío el 100%, que me cuida tanto física como psicológicamente y sobre todo, he tenido el apoyo incondicional de mi familia, han estado a mi lado en todo momento, me han mimado, me han cuidado, me han regañado....siempre a mi lado.


Después de dos años y medio, no solo he logrado controlar el cáncer, he mejorado considerablemente, las pruebas salen todas bien. No tengo dolor. Hago vida normal. Tengo sueños. Tengo planes.

He conseguido algo que jamás pensé que volvería a tener, porque me aseguraron que no lo tendría....normalidad.
Una cosa tan simple, pero que no tiene precio, sobre todo cuando has pasado por un diagnóstico de cáncer, en el que tu mundo se vuelve del revés y es todo menos normal.

 Cuando tienes que ir a tus sesiones de quimio, cuando pierdes tu pelo, tus cejas, tus pestañas....cuando pierdes tu independencia. Cuando el tiempo se detiene y a la vez se te escapa de las manos. Cuando miras a tus hijos y  no estás con ellos como tu corazón te pide, porque realmente, realmente....realmente no puedes.
Cuando la comida te sabe a hierro y tienes náuseas constantemente. Cuando no puedes poner un pie delante del otro de la fatiga tan extrema que sientes. Cuando te pasas todo el día en el sofá porque el estar de pie es tan, tan doloroso. Cuando estas todo el día "colocada" por culpa de la morfina. Cuando tu vida es un lejano recuerdo de lo que era y te miras al espejo y no te reconoces.....

Cuando pasas por todas esas cosas, lo que más anhelas es normalidad. 

Por eso hoy me siento afortunada, me siento la mujer más feliz del mundo, hoy puedo gritar que por fin, recuperé mi normalidad.




Pd: No hay estadísticas, cada paciente es único, hay que mirar siempre adelante porque  la vida sigue, la vida no se detiene NUNCA. 
Nunca hay que perder la fe....creer es poder.





jueves, 30 de julio de 2015

Ni rastro

El poder librarme de cargas emocionales innecesarias ha sido todo un alivio para mí.

Que una gran profesional me explicase claramente lo que estaba pasando y me resolviese todas las dudas que tenía con empatía y profesionalidad me ha dado esa paz interior que tanto necesitaba.

Como ya comenté en mi post anterior, fuí a Barcelona para que me valorase una cirujana de mama, una cirujana que me recomendó mi doctor favorito y le doy las gracias de nuevo por ello.

Me hicieron todo tipo de pruebas, entre ellas una resonancia de mama, la primera que me han hecho en estos 2 años y medio. 
La verdad, es una prueba muy incómoda, tumbada boca abajo, con los brazos estirados por encima de tu cabeza, con las tetis metidas en dos cuencas y la frente apoyada en una especie de almohada más dura que una piedra. La prueba dura una media hora pero a mí me pareció una eternidad. Además se me ocurrió decir que tenía frio, realmente hacia fresquito en la sala pero no tanto como para que me pusieran una manta triple capa de esas tupidas, tupidas......ay madre....a los dos minutos estaba en una sauna, sin poder moverme, con las tetis encajadas y con mis megasofocos haciendo acto de presencia...

Ese dia pasamos toda la mañana en la clínica, empecé  por una analítica,  gammagrafia ósea, tac y una resonancia de mama.

Al día siguiente me visitó la cirujana, me hicieron dos ecos de mama para asegurarse bien y creo que me exploraron 3 veces....yo ya estaba un poco "mosca" tanto insistir en mirarme tan, tan a fondo, pero es que en la teti mala ya no hay nada....no queda nada de esos dos tumores que tenía.....¡ni rastro!
Solo queda tejido cicatrizal donde habían estado, eso es lo que muestra la resonancía de mama, solo una cicatriz.

La cirujana me explicó que el tumor estaba muerto, que el tratamiento me estaba funcionando muy bien y que ahora mismo ella no cree que deba operarme la teti :-)
También se sorprendió de que no me hubieran hecho ningún tipo de seguimiento de la mama, desde 2013 no me habían hecho ni eco, ni mamografía y resonancia nunca y está última mamografía y eco me la hicieron porque barajamos la posibilidad de la operación y la resonancia de mama me la negaron.
Tampoco me marcaron los tumores con clips para ver como evolucionaban y en caso de reducirse o desaparecer, saber donde habían estado y poder operar esa zona.

Así que de momento no me operan, van a controlarme 1 vez al año con eco de mama, mamografía y resonancia, como deberían haber hecho desde un principio.

Después de la visita con la cirujana, tuve la visita con mi "angel", me dió el resultado de las pruebas de control y ¡todo mejor! sigo evolucionando a mejor y que me lo diga él me da una inyección tan grande de vida. Es tan buen médico y tan buena persona.
Estuvimos hablando, riendo, resolviendo dudas y quitando miedos.
Todos los médicos deberían ser como él. No sólo trata la enfermedad, se preocupa por el bienestar de sus pacientes, tanto física como psicológicamente.

Volví a casa feliz, tranquila y con una paz interior increíble.
Es que cuesta tan poco tener un mínimo de empatía.
Una palabra poco acertada, una mirada fría, la falta de interés, el silencio, la falta de información, pueden hacer tanto daño cuando lo que se está buscando es esperanza, fuerza, consuelo.....
Deberían incluir en la carrera de medicina la asignatura EMPATÍA.

Ahora toca desconectar de pruebas, comeduras de coco, miedos y disfrutar del verano.
Voy a seguir a rajatabla el "ritual de la felicidad"  y lo más importante....

¡VOY A DISFRUTAR DE VIVIR!




¡FELIZ VERANO!




Pd: Ya te lo dije pero te lo repito....¡me encantó conocerte Eva :-) !



lunes, 29 de junio de 2015

Confianza

Para ser un buen médico y hacer un buen trabajo, tienes que creer en lo que estás haciendo. Ese és el motivo por el cual me voy a Barcelona a ver a mi oncólogo, porque él si que cree en lo que hace.

Hace unos días tuve mi segunda cita con el cirujano de mama y la verdad me decepcionó muchísimo. ...no porque me dijera que no se veía nada en la eco y que "que iban a quitar" si no porque cuando le dije que mi ginecóloga me había comentado que porqué nunca me habían hecho una resonancia de mama ni me habían llevado ningún tipo de seguimiento de los tumores del pecho, después de quedarse unos segundos parado, me contesta "porque cuando te diagnosticamos no se hacía,  ahora ya si se hace"....
Queeeee? Osea que llevo casi dos años y medio diagnosticada y nunca jamás me habéis controlado la mama y justo ahora ya SÍ SE HACE? 
Pues entonces lo lógico es que me pidieran una resonancia de mama para ver si queda algún resto del tumor, porque en la eco dicen que no se ve nada.
Eso sería lo lógico pero NO, me dice que no me pide ninguna resonancia de mama porque igual "es peor" que pueden salir falsos tumores....
Me lo puso todo tan negro, tan negativo, solo me decía todo lo malo que podía pasar....yo ya se lo que es tener cáncer de mama metastásico, se la realidad de mi enfermedad, no hace falta que nadie me lo recuerde, lo que necesitamos los pacientes oncologicos y nuestras familias es que nos digan las cosas buenas que pueden pasar, no nos hace falta que nos hundan más. 

"Vale , muy bien, ¿entonces no me operan no?" le contesto, "noooooo mujer no....tampoco eso....mira una mastectomía si que haríamos....la cirugía conservadora nos parece una chapuza".

Realmente yo creo que ni me quieren operar, ni quieren hacerme una resonancia de mama, solo me dicen una y otra vez que la mama entera si. 
Al final quedamos en que si el oncólogo me decía que me daba radioterapia después de la operación igual si se pensaban lo de la cirugía conservadora.....¡¡¡yo no entiendo nada!!!

Como todo me parecía muy raro y se iban pasando la "pelota" unos a otros, me puse en contacto con mi "angel" y una vez más me demostró que es el mejor médico del mundo. Es tan diferente a los médicos que tengo aquí, se preocupa realmente por sus pacientes, habla claro, es positivo, saca todas las cosas buenas de lo malo que te está pasando y lo más importante SABE ESCUCHAR.

Me dijo que ellos SÍ solían operar y que no era ninguna tontería, que la resonancia de mama SÍ me la tienen que hacer, estaba dispuesto a hacerme un informe solicitándola. Al final no hizo falta, me dijo que fuera para allí que me querían valorar ellos, así que yo ni me lo pensé ¡allá voy!.

Me ha programado una resonancia de mama y una cita con la cirujana. Ya que voy aprovecharé  a hacerme las pruebas alli porque ya me tocan. Al día siguiente de hacermelas tengo visita con él y me dará los resultados, esta vez la ansiedad por la espera será mucho más corta :-)

Depende de lo que me digan me operaré allí, así que voy metalizada por si acaso. 
Lo que si tengo claro es que lo que me diga mi doctor, eso haré.

El tener un médico  en quien confiar plenamente, alguien que crea en ti, te da una seguridad y una paz increíble, es fundamental en esta enfermedad que tanto miedo da y él me ha dado esperanza porque realmente cree en lo que está haciendo y lo más importante para mí CREE QUE YO PUEDO HACERLO.

Recomiendo a todo el mundo que esté malito, sea cual sea la enfermedad, que si no están conformes con su médico, busquen una segunda opinión, sea donde sea, (seguridad social, sanidad privada) la vida es demasiado valiosa para andarse con tonterías.

¡Ya os contaré! 






viernes, 5 de junio de 2015

Por fin la eco

El lunes pasado fui al hospital a hacerme la eco de mama.
Después de esperar hora y media, salió la enfermera y me dijo que pasara,"quítate la ropa de cintura para arriba y ponte el camisón abierto por detrás".....vamos lo de siempre.

Me tumbo en la camilla y después de esperar una media hora la enfermera me dice que pase a la sala que me va a hacer primero la mamografía... (vaaaaale..)

Después de la "aplastante"  prueba me pide que me estire en la camilla otra vez que enseguida vendrá la radióloga (enseguida=media hora).

Me sorprendió ver a una doctora tan joven, de verdad que era muy, muy joven, o por lo menos eso parecía. Me dice que me ponga de lado y empezamos con el eco.

Primero me revisa el pecho izquierdo, pasa el aparatito...para...mide...apunta; pasa el aparatito...para...mide...apunta.
Y así un montón de veces. Yo me empiezo a poner nerviosa porque el izquierdo es el pecho "bueno" y le pregunto si hay alguna novedad..."no, tranquila, todo bien"... (suspiro...)

Ahora empezamos con la "teta mala", pasa el aparatito...para...mide...apunta; pasa el aparatito...para...para...para...(ups :-{ )

"Ahí está el cabroncete" le digo yo esperando a ver que me responde...
"Si, si...pero ahora ya no hay tumor...por lo menos no es medible ecograficamente...sólo queda un poco de tejido mamario alterado".

Buenooooo! Al final tenía razón el cirujano!

Me dice que ya ha acabado con la exploración, que me vista y que me puedo marchar.

Cuando vuelvo a la sala de espera mi madre me mira con la cara que ponen las mamis cuando esperan una noticia importante y cuando le digo lo que ha pasado dentro, se le llena la cara de felicidad :-)

Ahora tengo que hacerme otra eco por lo privado el miércoles que viene y se la mandaré a  mi "angel", mi doctor favorito :-) y según lo que me diga, eso haré; porque su decisión será la mía, porque confío 100% en él, porque mi vida está en sus manos. Ha sido una suerte encontrarlo en mi camino.

Ahora mismo no se si estoy feliz, asustada, preocupada, nerviosa....
La vida es una sucesión de cosas inesperadas que te cambian el rumbo de un día para otro.
Es como si en mi camino hubieran aprarecido bifurcaciones a la derecha y a la izquierda...¿cuál seguiré?









jueves, 28 de mayo de 2015

Es necesario que os digamos...








ESTA CARTA ES UNA TRADUCCIÓN DE UNA WEB FRANCESA , LES IMPATIENTS .

(Esta carta esta siendo utilizada por la mujeres que tienen cáncer de mama para decir a sus familiares y amigos lo que esperan de ellos.)

Es necesario que os digamos…
Somos mujeres, con cáncer de mama, en diferente estadio o nivel de gravedad. No tenemos el mismo tipo de cáncer, tampoco hemos tenido los mismos tratamientos, ni hemos tenido la misma fuerza, el mismo coraje, o la misma desesperanza. No somos las mismas mujeres, cada una tiene su historia, pero tenemos ciertas cosas en común para deciros.

Vosotros nos decís:


¡Tienes que tener fuerza!


Si, intentamos tener fuerza,…Pero cuidado, tenéis que saber que a veces, os mentimos porque queremos protegeros! Además, cuando lloramos, incluso sí os hace mal, dejadnos llorar, tenemos esa necesidad…Para liberarnos de nuestro miedo, nuestro dolor, nuestro impotencia…Y sí vosotros tenéis la necesidad de llorar con nosotras, hacedlo, no os lo impediremos.
Aceptad la ayuda de  otros , para ayudaros a ayudarnos! Dejad de decirnos que tenemos que aguantar y ser fuertes, dejadnos el derecho de ser débiles, sobretodo cuando estamos con vosotros….No os pedimos que nos ayudéis, pero sí que nos sostengáis .. Si nos vamos a tumbar, no es porque hemos bajado los brazos, es porque tenemos una inmensa necesidad de de descansar….No, un paseo al aire libre, en vez de  tumbarnos, no nos hará bien, no tenemos la fuerza…
Proponednos ayuda concreta. Por ejemplo: decídnos: “ déjame, yo voy a llevarte el pack de leche, voy a buscar a los niños” en vez de decirnos “ ¿ Necesitas algo?, esto nos pone en una situación de dependencia … Tenéis que saber que nuestra moral no depende solamente de nuestra curación, de las buenas o de las malas noticias, sino también de las consecuencias a veces dramáticas de esta enfermedad en la cotidianidad: menores ingresos, perdida de la actividad profesional, gastos de prótesis, de transportes ….
Estamos enfermas y nuestros tratamientos son agotadores. Comprendemos a las que intentan que no lo parezca( algunas de nosotras continuamos trabajando, además de continuar siendo madres y mujeres atentas durante los tratamientos…) Es a vuestro lado, nuestras familias, nuestros amigos que nos quitamos , a veces , la máscara de mujeres fuertes y con coraje, os pedimos que aceptéis ese rol ingrato, que aceptéis nuestra verdadera cara.
Quizás en lugar de un ¿qué tal?, ¿cómo vas?,que parece que sólo acepta una respuesta positiva, necesitaríamos mejor, un “cuéntame”…

¡Ahora “eso” se cura!


Lo sabemos, nos lo decís….tan a menudo que nos preguntamos si queréis tranquilizaros!
Conocéis a alguien que lo ha superado…Ha habido grandes progresos, es verdad, pero “eso” no se cura siempre! Nuestro miedo a la recidiva, a la metástasis, que aparezca en el otro pecho, de tener que batirnos de nuevo, es permanente e incontrolable…Y sabed también que algunas de nuestras hermanas se han marchado , hace algunos meses , ellas tenían los mismos tratamientos que nosotras y las mismas ganas de salir de ello…Cada control es un suplicio, cada espera de resultados es insoportable, cada quiste, cada grano se vuelve sospechoso…

¡Se puede vivir con un pecho, para mí, tu eres la misma que antes, la feminidad no son los pechos!


Sabemos que sois sinceros diciéndonos eso…Sabemos que nos queréis a pesar de todo y que nos aceptáis tal y como somos ( aunque algunos de nuestros compañeros de más de 25 años…no hayan podido soportarlo y se hayan ido a consolarse de su inmenso dolor en los brazos de una más joven que tenía, ella sí, sus dos pechos…)
Pero nosotras , sabemos que ya no somos las de antes…Comprar lencería nos hace daño, las fotos en las revistas nos ponen las lágrimas en los ojos…
Perdonadnos por volvernos púdicas en extremo, por no tener ganas de seducir… No nos queda más que un pecho…Aceptad escucharnos hablar de lo que sentimos, de lo que sufrimos…Claro que podemos vivir sin él , ¡pero sería mejor con!

“La quimio, han hecho muchos progresos!”


Felizmente!, nos deja tiradas por el suelo, sin pelo, vomitando, perdiendo nuestros dientes y nuestras uñas, ella nos debilita y cada sesión cada cura es una tortura…Tomad el tiempo de acompañarnos,de cogernos la mano durante las inyecciones…Las quemaduras, los dolores, la insensibilidad, todo eso es invisible( gastamos una energía loca en ocultarlo)pero permanente …Los cambios de humor, nuestras llamadas de atención, nuestros enfados, nuestras protestas no son contra vosotros, son la expresión de nuestra angustia, de nuestro dolor…
La hormonoterapia menopausica que tomamos la mayoría de nosotras. ¿Sabéis que es lo que representa para una mujer joven? Perdida de la esperanza de la maternidad, disminución de la libido, aumento de peso, acaloramientos… Sí, estamos vivas… ¡Pero cuantos cambios!

“La cirugía estética hace milagros!”


No es cirugía estética , es cirugía reconstructiva: los cirujanos hacen lo que pueden, hay casos difíciles,¡ a menudo es doloroso y mutilante!. A pesar de ello tenemos necesidad de esta cirugía y forma parte del tratamiento. Cuando escuchamos: “¿tienes realmente necesidad de esto? ¿No has tenido ya bastantes problemas?
Acompañadnos, ¡dadnos fuerza en esta diligencia que es difícil! Nos cuesta volver a reencontramos con el equipo médico, vamos otra vez a cambiar de imagen corporal y no tenemos ganas de mostrar nuestras cicatrices, ni de compartirlas, de nuevo!
Qué bonito pecho te ha quedado…nosotras hubiéramos preferido tener los nuestros …incluso menos “bonitos” ¡pero los nuestros…!
Alguna de nosotras no contemplan la reconstrucción: tienen miedo, no están listas, no ven la necesidad. Gracias por respetar esa elección y no intentar convencerla de lo contrario…

“ Se acabó, ahora , ya estas curada!”


Los tratamientos han acabado, la vida retoma su camino…vosotros ya estáis tranquilos…y todo está como antes…¡Todo excepto nosotras!
Volvéis a vuestra vida después de habernos protegido y nos dejáis con la nuestra que no será nunca más como antes…Nos quedamos aquí con el cuerpo magullado, el miedo, la calma después de la tormenta, sin fuerza…Y ahora, el tema se convierte en tabú… Nos sentimos abandonadas…No nos atrevemos a hablaros para no ofenderos, vosotros no os atrevéis a hablarnos del miedo para no molestarnos, no despertar malos recuerdos … ¡Debéis atreveros a preguntarnos : “ y tú , ¿cómo lo llevas ?” . Todavia tenemos necesidad ,aceptad que os hablemos y que lloremos…

Atreveos a decir: “tu cáncer ” y no “tus preocupaciones, tus problemas”


La palabra no es ni tabú ni contagiosa…Si, nosotras hemos tenido o tenemos un cáncer de mama y queríamos deciroslo…
Queríamos también deciros…

Gracias


A vosotros nuestros maridos, compañeros , a nuestros amores
A todos vosotros , familia, amigos, colegas, relaciones próximas o lejanas que nos habéis cuidado , que habéis querido y sabido estar ahí:
Gracias a vosotros que guardáis en lo más profundo de vuestra piel, de vuestro corazón, las marcas de nuestros arañazos, de nuestro sufrimiento físico y moral, de nuestro rechazo, de nuestra desesperación, de nuestras angustias ,de nuestros miedos, y llamadas de atención, es a vosotros a los que os hemos gritado, a veces, en silencio, es el hartazón de los tratamientos, de las pruebas …
Gracias por haber comprendido que se trataba de NUESTRO cáncer, de haberlo reconocido y tenido en cuenta en vuestra actitud, de haber aceptado nuestra agresividad( que estaba presente ) en la disociación de nosotras: era el cáncer quien hablaba …
Gracias de no haber olvidado a pesar de nuestro físico ,  nuestra imagen deteriorada, que seguíamos siendo mujeres.
Gracias por haber comprendido que a pesar de todo vuestro afecto, no podríais ESTAR EN NUESTRO LUGAR y en lugar de decir “ estoy aquí”, de haberos comportado así sin necesidad de decirlo.
Gracias por haber sentido que nosotras estábamos “entre paréntesis” y estar con nosotras sin haber pedido nada a cambio.
Vivimos juntos “para lo mejor y lo peor ” y desde hace algunos meses o algunos años, os ofrecemos lo peor y vosotros lo mejor. Pero sabéis que si los roles se cambiarán, de mi parte sería lo mismo…
Gracias por haber luchado y combatido siempre con nosotras, por ayudarnos  a redibujar y recolorear nuestros labios de una sonrisa, por habernos permitido no perder la luz de la esperanza de nuestros ojos.
Gracias por haber estado y ser vosotros por nosotros. Gracias por habernos permitido ser nosotras mismas.
Nuestro reconocimiento es en la medida de nuestro amor inmenso.



Este texto ha sido escrito por varias manos a la vez, bajo el impulse de VeroChartres y la ayuda de Anne y Christiane.

jueves, 14 de mayo de 2015

Cuestión de "tetas"

El lunes pasado tuve revisión oncológica (análisis y marcadores) he de decir que todo sigue perfecto.

Hoy he ido al cirujano de mama (por fiiiiin), nada más llegar me han llamado, entramos mi madre y yo, saludé al cirujano y nos sentamos.
Hacía ya dos años que nos nos veíamos, recordaré siempre ese horrible día en el  que me dió la noticia que el cáncer había afectado algunas de mis vértebras.

Me recibió muy sonriente, yo también sonreía, me hizo varias preguntas; que estaba tomando, como me encontraba y si tenía algún dolor. Yo le dije que estaba estupendamente! Dolor cero y me encuentro genial, la verdad es que estoy como antes del cáncer, un poco más cansada y con los sofocos de la menopausia, pero vamos, que no me puedo quejar para nada.

Yo creo que no se esperaba verme tan bien, no se, me dió esa sensación.

"Muy bien, pues pasa a la camilla que te voy a explorar".
Después de unos minutos me preguntó si yo me notaba los bultos, la verdad es que apenas los noto, uno nada de nada y el otro (el que a mi me parecía que era uno) se nota muy, muy poco.

Me dice que me siente y me suelta "pues yo no noto nada...creo que no tienes nada ahí....te mando a una ecografía de mama y vemos que hay....igual ya no hay nada, por lo menos no se palpa nada de nada...."
Además me comenta que ya había hablado con el oncólogo y la idea que tenían ellos no era de quitar solo los tumores, quieren quitar el pecho entero....
Eso me descolocó, en ningún momento había pensado en esa posibilidad, no se, no me acaba de convencer la idea.

Así que estoy a la espera de hacerme la eco de mama a ver que hay o no hay.....y depende de lo que se vea tendré que tomar una decisión....
Claro está que no voy a dar ni un paso sin antes hablar con mi oncólogo, mi verdadero oncólogo, el de Barcelona.
Porque el me recomendó que me quitara los tumores, no hablamos nada de quitar el pecho entero....pero si no hay tumores ¿que debo hacer? ¿me opero? ¿no me opero?

La semana que viene voy a hacerme una eco de mama por lo privado y se la enviaré para que el valore y me diga que camino he de tomar.

Estos días mi mente le va a estar dando vueltas y vueltas al mismo tema, soy muy cansina, lo reconozco, quiero saberlo todo ya, tenerlo planeado de antemano, ahora de pasar a quitarme los tumores, me dicen que me quieren quitar el pecho entero.....ufff

¡Ahora si que estoy nerviosa!



Pd: Fijo que esta noche tengo pesadillas con mi teta!!!!! Arrrgggg

lunes, 6 de abril de 2015

Estrenando estación con el pie derecho

El otro día fuimos a pasar la tarde al campo, a un merendero al lado del río, nos gusta mucho ir allí, los niños se lo pasan genial, además podemos llevar también a nuestro golden ya que al ser pleno campo pueden estar también los perros.

Siempre que vamos solemos hacer una caminata adentrándonos en la montaña, siguiendo el cauce del río,  donde al principio se muestra calmado, volviéndose cada vez más embravecido a medida que vamos avanzando en el camino.

Los niños disfrutan tanto! Yo disfruto tanto! Nuestro perro disfruta tanto!

Esta vez fuimos con mis hermanas también y mis sobrinas, hacia solete y podíamos prescindir de la chaqueta.
Me encanta sentir el sol en mi piel (este sol de Abril que calienta pero no quema) y notar la suave brisa de la primavera.

La hierva ha pasado de tener un color marrón a un vivo color verde, los campos han empezado a vestirse de miles de margaritas y amapolas y las abejas han hecho "acto de presencia"......eso ya no me gusta tanto jajaja.

Pues estábamos nosotros pasando una bonita tarde en familia y voy yo, toda decidida a empezar nuestra caminata y meto el pie en un hoyo que había en el suelo y que no habían visto mis ojos y.....¡zas! crujido de hueso.....me caigo al suelo y empiezo a sentir un dolor....¡joder que me rompí el tobillo!, pensé.....
Una vez me rompí el dedo meñique del pie y fue horrible el dolor, esta vez tuve suerte y al cabo de unos minutos se me fue pasando, el dolor fue a menos y pude levantarme y andar, coja, pero andé.....

Al final, todo ha quedado en un tobillo hinchado y dolorido, creo que debo tener un esguince, digo creo porque no fuí a urgencias a que me lo vieran, paso de tener que relatar mi historial médico, así que estoy con voltaren crema, ibuprofeno y pensando en ponerme una venda a ver si baja la inflamación.

Anda que.....vaya manera de estrenar la primavera....jajajaja.....¡ya me vale!





jueves, 2 de abril de 2015

¡Hola primavera!




¡Vuelve a ser primavera!

La primavera y el otoño son mis estaciones preferidas, todo se llena de color, todo se llena de olor, todo empieza a transformarse ...... nos anuncia que algo está a punto de cambiar.

Últimamente en mi vida ha habido muchos cambios, desde septiembre he estado en una especie de torbellino de emociones, me han dado muy buenas noticias, las he disfrutado, las he saboreado intensamente. Mi vida ha cambiado para bien; después de pasarlo bastante mal hace unos meses que respiro más tranquila.

He aprendido a no pensar en lo que puede o no puede pasar y disfrutar del momento, de ESTE MOMENTO, del ahora mismo..... y AHORA MISMO estoy bien y soy muy feliz :-)





¡Feliz primavera!

miércoles, 25 de marzo de 2015

En las nubes



Me siento en las nubes. Acabo de llegar de Barcelona, he ido a visitar a mi doctor favorito, le he llevado las últimas pruebas que me hice porque aunque yo sabía que todo estaba bien, necesitaba que me lo dijera él y porque para mí, sus palabras son una inyección de vida.

Me comentó que estaba muy contento, que seguía mejorando, que estas pruebas estaban aún mejor que las anteriores que me hice en octubre y me ha dado el "visto bueno" para que me opere del pecho....si, si....me opero! Me van a quitar los dos tumores que tengo en el pecho derecho. Para mi es muy importante esta operación, sobre todo por el tema psicológico, van a quitarme el origen de mi cáncer y eso me hace muy feliz.

Tengo cita para el cirujano de mama el mes que viene, parece mentira que haga ya dos años que me dijo "de momento no operamos, vamos a ver que tal respondes al tratamiento", pues afortunadamente he respondido muy bien!

La palabra metástasis da mucho miedo, se asocia con muerte inminente, pero yo he podido comprobar que no tiene porqué, cada vez somos más las mujeres que sobrevivimos a un diagnóstico de cáncer metastásico, cada vez salen más tratamientos que logran cronificar la enfermedad, cada vez somos más las que logramos la remisión.
Esta enfermedad me ha dado la oportunidad de conocer a muchas mujeres en mi misma situación, que siguen adelante con sus vidas, con su lucha.

Quería mandarle un mensaje especial a Marilo, que está ahora guerreando duro contra el puto cáncer de mama, que siga fuerte, que es una valiente de verdad y que lo va a conseguir.

A Eva, que la acaban de diagnosticar con cáncer de mama y metástasis óseas y está muy asustada, decirle que tener miedo es lo normal en esta situación, yo también estuve aterrorizada, sobre todo por mis niños. Que se permita llorar, gritar, maldecir al mundo entero....pero solo un ratito ;-)
 Que tiene que remontar , coger fuerzas y VIVIR, que mire siempre hacia adelante, hacia atras ni "pa" coger impulso.
Que de esto se sale y que sonría, que sonría mucho, que eso le jode de verdad al bicho.

A Maria, Ana y a mi Moni....que aunque me hubiera gustado conocerlas por otro motivo que no fuera el cáncer, me encanta tenerlas en mi vida, aunque sea a distancia y por wassap, las siento muy cercanas y cuando hablo con ellas, me sacan una sonrisa, decirles que queda pendiente un cafetito y un abrazote :-)

Y en general, a todas, todas las que alguna vez, me habéis escrito una palabra de aliento, o me habéis explicado vuestra experiencia. Un GRACIAS con mayúsculas.

Tener cáncer de mama es un putadon en toda regla, no me ha hecho ser mejor persona, pero si ha sacado de mi interior un "yo" oculto, que tenía bien escondido dentro y que no conocía....y ¿sabéis que?
 Me encanta.







Pd: Todo pasa.....todo llega....

martes, 10 de febrero de 2015

"Con lo joven que eres..."

Ayer fui al hospital a ponerme la inyección de denosumab y como cada mes, he vuelto a sentarme en el comodisimo sillón en el que me senté durante muchos meses para recibir mi dosis de quimioterapia.

Los lunes la sala de espera de los tratamientos está a tope. Las enfermeras vienen y van con sus listas de pacientes en mano, llamandolos para que vayan pasando a conectarse a las maquinitas.
Es increíble la de gente con cáncer que hay, tendría que ser de primera necesidad encontrar una cura para esta horrible enfermedad,en vez de invertir tanto dinero en otras tonterías....

En fin, volvamos a la sala de la quimio....

Esta vez me tocó sentarme al lado de una chica, su aspecto era apagado, piel grisácea (es el color de piel que te da la quimio), ojeras....llevaba un pañuelo que tapaba su cabeza calva. Debía llevar bastantes sesiones ya, la falta de cejas y pestañas lo delataba. Le estaban poniendo la medicación pre-quimio, eso la hacía un poco adormilada.

La enfermera me acompañó hasta mi sillón, al lado de la chica, ella se intentó hacer la distraída, yo la miré, le sonreí y le dije un "hola", con voz tímida y una sonrisa me devolvió el saludo. Me quite el abrigo, me senté y me subí la manga esperando el pinchazo.
"¿Me dices tu nombre completo?", me pregunta siempre la enfermera antes de ponerme la inyección.

Mientras ella la prepara, observo a la gente que está en los otros sillones, todos son personas mayores, la mayoría mujeres.
Las enfermeras van pasando arriba y abajo de la sala, hay muchas que no conozco, me siento incomoda, me miran y cuando yo las miro, bajan la mirada...sienten lástima por mi, se lo veo en los ojos, en la forma de esquivarme cuando se dan cuenta que las he pillado mirándome.
Seguro que piensan "pobre chica, seguro que es su primera o segunda sesión de quimio,  aún tiene pelo...pobre chica...con lo joven que es".....

¡No lo soporto!

Se que puede parecer una tontería pero odio que sientan pena por mi. Igual es una paranoia mía, seguramente lo sea, pero se me hace un nudo en el estomago tan grande cuando me dicen "con lo joven que eres" (y creedme que  me lo han dicho muchiiiisimas veces) que tengo ganas de contestarles "SÍ,soy joven.... y SÍ, le estoy pateando el culo a un puto cáncer de mama, así que ni se te ocurra sentir pena por mí".

Mientras acaba de preparar la inyección, la enfermera le pregunta a la chica de al lado que quiere ver en la tele, ella muy amablemente le dice que lo que yo quiera... "uy si a ella no le va a dar tiempo ni de ver dos anuncios", le contesta...."pues que suerte tiene".....
En ese momento me doy cuenta de que si, tengo mucha suerte de no tener que estar en esa sala mucho tiempo, mi tratamiento es una simple inyección que apenas tiene efectos secundarios, en cambio ella, seguramente tendrá que estar horas enchufada al chute y luego tendrá que lidiar con los asquerosos efectos post-quimio. Yo ya lo pasé y no es nada fácil.

Por fin me ponen la inyección,  me pongo mi abrigo, me despido de la chica y de la enfermera y me voy con mi padre a tomar un café, sintiendome afortunada de poder disfrutar de mi vida, algo que no pude hacer durante más de un año y medio, "con lo joven que soy"...






miércoles, 14 de enero de 2015

Sin mucho que contar

Como dice el titulo de esta entrada, cada vez tengo menos que contar.

Hace un par de semanas tuve mi revisión mensual (analisis) y mi inyección de denosumab. Es un medicamento para reforzar los huesos y evitar eventos óseos. 
A diferencia del zometa que es intravenoso y tarda en pasar unos 20 minutos ( que en realidad estás 40 minutos porque te ponen suero antes y después del tratamiento), el denosumab es una inyección subcutánea que no duele nada de nada y que te la ponen en apenas medio minuto. 
Pero lo peor de estos dos tratamientos, es que te los ponen en la sala de la quimio. 

Me resulta muy incómodo estar allí, se me revuelve el estómago.....y aunque la verdad es que solo estoy unos pocos minutos, no me gusta nada volver a esa sala...
Ver esos sillones, escuchar los pitidos incesantes de las maquinas de la quimio, ver las bolsas de quimioterapia colgadas de los ganchos , mirar a las personas que están enchufadas a su chute, casi todas durmiendo (se me hace dificil pensar que un dia yo fui una de ellas).....el olor a químico, a esparadrapo....

"Anda pero si no te había reconocido"...me dice la enfermera con una inmensa sonrisa, "claro es que con la melenita y el pelito mas oscuro pareces otra, estás muy guapa! ¿que tal te va todo?"....
Y así como quien no quiere la cosa, iniciamos una conversación que aleja mi mente de aquella sala y los minutos que tengo que estar allí ,se hacen más amenos. Que majas son las enfermeras de oncologia de mi hospital ¡unos verdaderos soletes!

El 2015 ha empezado con fuerza, alegría y positivismo. He retomado totalmente mi vida, mis dias ahora ya no giran en torno a la enfermedad, mi mente se centra en otras cosas, he vuelto a establecer mi rutina...y es que me encuentro tan, tan bien, que si no fuera por la inyección mensual de denosumab, que me obliga a pisar la sala de la quimio.....ni me acordaría del cáncer :-)





Pd: Asi de bien empecé el año....¡con este maravilloso regalo! No sabeis lo que ha significado para mi. Gracias por estar siempre a mi lado, gracias por estar siempre ahí. Os quiero.