martes, 11 de febrero de 2014

Primera prueba: Resonancia magnética





Y como cada tres meses empezamos con las pruebas de control, no es que no me gusten, mas bien me aterran....
Lo paso fatal hasta que tengo los resultados y es que yo soy muy impaciente, lo quiero saber todo ya.

Los dias previos y posteriores a las pruebas no puedo dejar de pensar y pensar......hago cábalas sobre todo, sobre lo que podrá o no podrá pasar....es un sin vivir....ufff

El viernes pasado ya tuve la resonancia magnética, una prueba muy sencilla pero muy agobiante, no apta para claustrofobicos.
Me citaron a las siete y media de la tarde, no hace falta ir en ayunas, ni requiere ninguna preparación previa.

Esta vez me acompañaron mi papi y una de mis hermanas, en la sala habian tres personas más,  nos sentamos y a esperar.....

A las ocho y cuarto salió una enfermera que me hizo un breve test, que si tenia piercing,  tatuajes, alergias.....etc
Nos dice que van con retraso, para variar y que aún tardarian mas de media hora en avisarme.
Mi hermana y yo nos fuimos a la cafetería a hacer tiempo, me tome un rico te verde y una tostada con aceite de oliva,  ella una barrita de chocolate.

Aún no habiamos acabado que recibiamos la llamada de nuestro padre diciendonos que fueramos ya que me habían avisado.

Una vez de vuelta a la sala ,la enfermera nada mas verme me dice: "entra allí y te quitas la parte de arriba, los pantalones y te pones la bata abierta por detrás.....los calcetines dejatelos puestos"......Queeeee?? Ay madre! Era la primera vez que me hacian quitar los pantalones para una resonancia (con esta llevo tres) y no me he depilado las piernassss!!!! Arggg que horror!!!

He pasado de no tener ni un pelo en todo mi cuerpo serrano, a parecer la mujer lobo y con esto de no depilarme en meses.....pues se me pasó...jajajaja.

Salí del cuartito y me dirigí hacia la habitación donde está la máquina de la resonancia, un tubo cerrado y muy ruidoso.
Me estiran en una especie de camilla que lleva como una colchoneta blandita para estar más cómoda,  a eso que se acerca la enfermera para colocarme bien y ponerme un cojin debajo de las piernas......las piernas? Noooo, que verguenza! "Oye no te fijes mucho en mis piernas que no me he depilado y parezco la mujer lobo!" le digo a la enfermera, " uy tranquila, estamos acostumbrados, aqui se ve de todo"....pues vaya manera de quitarle hierro al asunto....yo creo que lo empeoró jajajaja.

Y llega el momento de entrar en el tubito, no sin antes ponerme unos auriculares para no oir tanto ruido y una especie de casco para sujetar la cabeza, vamos mas "claustrofobico" imposible!

Te dan un pulsador para que lo sujetes y lo presiones si te entra tos o te da mucho agobio, ahora si....."pa dentro"!

Asi paso los proximos 45 minutos, los 45 minutos más interminables que se pueda imaginar. Con un ruido a pesar de tener los cascos, ensordecedor y mucho calor, que si ya con mis super sofocos no tenía suficiente, ala! metete en un tubo en el que no te puedes mover naaaaada y te achicharras....yo solo rezaba para que no me diera un sofoco ahi dentro.

Cuando acaba el estudio te sacan lentamente del tubo y puedes ir notando el fresquito de la habitación,  que alivio! Lo mejor es cuando te quitan el casco, una verdadera liberación.

Me despido de las enfermeras muerta de vergüenza por el tema "pelarros" y me voy a vestir.

Esta es una de las pruebas mas sencillas, pero a la vez la que peor llevo, que bien que ya pasó!
El jueves tengo la siguiente, la gammagrafia osea y la próxima semana el scaner.

Son dias de muchos nervios e incertidumbre, intentare pensar lo menos posible en ello.



Pd: En cuanto llegué a casa, lo primero que hice fue depilarme! Jajajaja...


No hay comentarios:

Publicar un comentario